Comercio ilegal

Comercio ilícito

El mercado ilícito es un problema de escala mundial. Globalmente, se estima que alrededor de 660 mil millones de cigarrillos son ilegales, ya sea por temas de contrabando, falsificación o evasión de impuestos. Esto no sólo erosiona el negocio de las compañías tabacaleras, sino que también afecta significativamente la recaudación impositiva de los estados.

El comercio ilegal: un problema global y local

El comercio ilegal de tabaco está en manos de bandas delictivas que no tienen ningún escrúpulo en vender sus productos a los menores de edad. También atenta contra las políticas sanitarias de los gobiernos, porque inunda el mercado con productos baratos que no cumplen las normas y cuya venta está completamente desregulada.

Además, amenaza a las empresas lícitas, incluidos los comercios minoristas independientes que buscan obtener ingresos honestamente. Para combatir el comercio ilícito, colaboramos con los gobiernos, las fuerzas públicas, la industria y las organizaciones internacionales.    

Hay tres tipos de tabaco ilícito:

  • La falsificación de producto: son copias de productos de marca producidos sin el conocimiento o el permiso del titular de la marca. 
  • Los productos contrabandeados: se transportan clandestinamente de un país a otro sin pagar impuestos.  
  • Los productos con estampillas falsas: son cigarrillos que, por lo general, se fabrican legalmente pero luego se les coloca una estampilla fiscal falsificada para no pagar impuestos.

El alcance del mercado negro del tabaco es enorme. Si el mercado negro global de tabaco ilícito fuera una empresa, sería uno de los principales competidores de BAT, con casi la misma envergadura que la tercera compañía tabacalera del mundo por volumen. Conforme a los cálculos más recientes, alrededor del 10% de las ventas mundiales de tabaco fueron ilícitas, y esto priva a los gobiernos de miles de millones en impuestos legítimos cada año. 

BAT invierte millones cada año para combatir el comercio ilegal; no obstante, no podemos lograrlo solos: es necesaria la colaboración internacional para terminar con el flagelo de las redes delictivas organizadas. Nuestra estrategia es trabajar con los gobiernos, las fuerzas públicas, la industria y las organizaciones internacionales para intentar detener a las redes que están detrás de este negocio.  

En la Argentina, la última medición con la que contamos de comercio ilícito es del 2019 y arroja un 12.4%, principalmente proveniente de países limítrofes a través del contrabando.  Aunque a priori resulta un número relativamente bajo en comparación con el resto de los países de la región, podemos afirmar que el comercio ilegal continúa siendo un problema de gran magnitud por su alcance y sus consecuencias.

max
large
medium
small
mobile